No sean felices

  Hola hijas. Estamos en tiempos de alegría de Facebook. Esto es: una foto, la palabra “feliz” y 12 signos de admiración. Desconfío de quienes abusan del término. De los que nunca te cuentan una pálida, una chinche. Suelen ser los que suscriben al mandato social de "ser" feliz, lo cual es tan posible como "ser" … Continúa leyendo No sean felices

Cara de Linkedin

Hoy te quiero agradecer, Antonia, porque sos una gran fotógrafa de caras de Linkedin. Te mejorás sesión a sesión. Todavía no sabés qué es Linkedin porque tenés 7 años, pero lo que es sacar fotos con una sonrisa, camisa blanca y fondo neutro, se te da muy bien. Por si en el futuro ya no … Continúa leyendo Cara de Linkedin

Qué será de ti, niña con tablet

A muchas mamás no nos gustan las imágenes de chicos con tablets como esta tuya, María. Queremos que nuestros hijos jueguen con rastis, que se tiren al piso con un dominó. ¿Pero y si es al revés? Vos jugás al Minecraft, Tona. Dudo que en toda mi infancia haya usado el cerebro de la manera como … Continúa leyendo Qué será de ti, niña con tablet

En el tiempo de la empleada de una obra social

Estoy embarazada de unas pocas semanas de vos, Tona. Voy a la obra social a gestionar el plan maternal y me atiende una empleada hermosa. Morocha, alta, pecosa; la nariz repingada, el traje negro escote en V. Espero que me pregunte de cuánto estoy, cómo me siento y si tengo nombre para el bebé. Pero … Continúa leyendo En el tiempo de la empleada de una obra social

El llamado de la selva

Hola chiquis, Hoy termina una semana importante para mí y les quiero explicar por qué como si fueran adultas. Hace un rato lo hice como lo que son hoy: dos nenas de 7 y 4 años. —Es probable que me vaya de casa a trabajar más horas, ¿si? Para ustedes no va a ser un gran cambio, porque al … Continúa leyendo El llamado de la selva

Carta al futuro

Hola hijas, Soy mamá, hoy es 2 de marzo de 2017. Hace pocos días vos, Antonia, cumpliste 7 años y vos, María, 4. Vivimos en Bahía Blanca, Argentina, en una linda casa con patio y pelopincho. Papá tiene 38 años, yo 37. Esto es una carta al futuro para que la lean cuando tengan más o … Continúa leyendo Carta al futuro