A los loros

Fotos: Tona Nantes Los loros gritan tanto que mis hijas y yo casi no nos escuchamos. Baja el sol en Bahía Blanca y estamos al lado del barranco de Avenida Cabrera, donde se encuentra la única colonia de loros barranqueros urbana del mundo.—Dame el teléfono —dice Tona, la mayor.—No, sacá fotos con los ojos.—Dame.—No, basta …

Seamos vikingos

A mi hija María le digo vikinga. Ahora tiene 6, pero a los 3 cuando perdió un diente en un golpe casi no lloró. “Se me rompió un dientito”, dijo esa noche en la guardia. Crece y sigue igual. Si le dicen petisa dice “basta” y se va. Si tiene frío se abriga con un …