Oda al no sé

  1. No sé cacarear.
  2. No sé si tener una certeza política te aumenta la moral.
  3. No sé qué decir sobre el golpe de estado en Bolivia, lo de Chile, Bolsonaro o la vuelta de Cristina.
  4. No sé cómo hablar de desigualdad —la madre de los problemas— si yo, con mi confort, SOY esa desigualdad.
  5. No sé decir “Andá a cagar con tu moralina”.
  6. No sé si los privilegios, más que aliviar, esclavizan.
  7. No sé bailar y bailo igual.
  8. No sé cómo vivir sin hacer yoga y respirarle a algo.
  9. No sé escribir como quisiera escribir.
  10. No sé qué hacer cuando mi hija más chica me pide que deje el teléfono.
  11. No sé si los que vivimos en Bahía Blanca nos damos cuenta de lo maravillosos que son los loros barranqueros.
  12. No sé hablar de lo que de verdad me importa estos días.
  13. No sé cómo hacer para estar más tiempo sola sin el “mami” de fondo.
  14. No sé decir “y qué”. Y qué.
  15. No sé agredir, pero puedo ser mala.
  16. No sé bancar un tiro.
  17. No sé decir cosas sin una primera pulsión de vergüenza.
  18. No sé escribir fácilmente “coger”, aunque —y esto sí lo sé— eso es lo que hay que hacer para sentirse bien junto con comer, leer y regar las plantas.
  19. No sé qué va pasar con el feminismo gritón, pero veo sus logros.
  20. No sé cómo es un viernes sin una cerveza.
  21. No sé qué es eso de mostrarse excedido de felicidad; pocas cosas más noventosas y menemistas.
  22. No sé qué haría sin mis amigas y sus caras deformadas de risa.
  23. No sé cómo decir que hay una epidemia de narcisismo y que tanto ego hace mal, así que pruebo con un texto en PRIMERA PERSONA ilustrado con una foto de MIS hijas y MÍA sacada por MI marido en el muelle de pescadores de General Daniel Cerri.
  24. No sé cómo dejar de aburrir con el asunto “mediana edad”.
  25. No sé prestar atención a números y datos duros, pero tengo un detector de personas auténticas.
  26. No sé hacer una tortilla.
  27. No sé si suena snob, pero la verdad o algo así como la verdad está en el arte: en un libro, en una canción; en un documental llamado Mountain en Netflix, está.
  28. No sé para qué tengo un blog, si cada vez que comparto algo lo primero que pienso es “¿pero quién te crees que sos?”.
  29. No sé si se nota todo lo que me gusta cacarear.